Las soluciones del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) se vuelven cada vez más populares en Brasil y en el resto del mundo. Para empezar, las soluciones de mercado van convergiendo hacia una arquitectura básica de IoT, en la que una plataforma en la nube recibe y procesa los datos recopilados por dispositivos simples, como relojes, sensores de ambiente y otros componentes electrónicos. De hecho, en 2017, fue posible seguir de cerca la creación de plataformas y soluciones que pasaron a ser adoptadas por grandes empresas brasileñas, como bancos, operadores de telefonía y, principalmente, minoristas.

En un informe internacional publicado en noviembre, Forrester Research prevé que en 2018 el IoT se convertirá en la espina dorsal del valor entregado al cliente final. Para que esto sea posible, la infraestructura IoT dependerá cada vez más de plataformas y dispositivos especializados en IoT. En este proceso, los desarrolladores tendrán un papel fundamental en la evolución de plataformas y otras iniciativas, y la seguridad seguirá siendo una de las principales preocupaciones de los arquitectos IoT.

En Brasil, algunas soluciones de mercado ya incorporan algoritmos avanzados de análisis de datos en máquinas y servidores antiguos. En 2018, podemos esperar avances significativos en el área de análisis de datos y en la integración de maquinaria heredada dentro del IoT.

A continuación, presentamos las 12 previsiones para el Internet de las Cosas en 2018 en Brasil y en el resto del mundo: